Compra hoy y recibe mañana x $990 (Sólo días hábiles)

Calambres musculares: Por qué se producen y 6 formas de tratarlos Jan 12, 2022

Los calambres musculares pueden ocurrirle a cualquiera, en cualquier momento y lugar. Las causas de los calambres musculares son comunes y se pueden tratar fácilmente. Pero siempre es mejor prepararse para no tener que lidiar nunca con el dolor, la incomodidad y la tirantez experimentados por un calambre muscular.


Los calambres musculares pueden ser causados por:

  • Una lesión
  • Exceso de ejercicio
  • Exposición a temperaturas frías
  • Condiciones médicas
  • Estar de pie durante mucho tiempo
  • Mala postura
  • Deshidratación
  • Niveles bajos de minerales esenciales en el cuerpo

Por eso, te dejamos 6 de las mejores formas de prevenir y tratar los calambres musculares. Sigue uno, dos o todos estos métodos para mantener tus músculos libres de dolor y disfrutar de tu día.

Baños o duchas calientes para relajarse. Bienestar con Naipo

Tomar una ducha o un baño caliente

Una de las mejores maneras de tratar un calambre muscular es tomar una ducha o un baño caliente. El agua caliente relaja el músculo y reduce la tensión que provoca el calambre. Si no puedes meterte en la ducha, colocar una almohadilla térmica en la zona afectada puede ayudarte a tratar el calambre muscular.


Estirar o masajear el calambre

Si el calambre muscular es muy fuerte y necesitas tratarlo ahora mismo, estirar y masajear la zona afectada puede ayudar mucho. Intenta estirar lentamente la zona para liberar la tensión y detener el dolor. Si el calambre está en la pierna, intenta caminar y ver si eso ayuda.


Otra forma de tratar el calambre es masajear el músculo hasta que desaparezca el calambre. El masaje puede requerir un poco o mucho de presión, pero nunca uses tanta presión como para causar dolor. Si has conseguido que el calambre desaparezca con el masaje, ¡qué bien! Pero debes asegurarte de que no vuelva a aparecer. Es muy recomendable que utilices un masajeador electrónico más tarde en el día para relajar aún más el músculo.


Bebe agua y toma un analgésico/relajante muscular

Nunca se puede beber demasiada agua. El agua constituye la mayor parte del cuerpo humano, por lo que beberla regularmente a lo largo del día es un hábito saludable. Beber agua con regularidad no sólo previene los calambres musculares y ayuda a tratarlos cuando se producen, sino que también tiene muchos otros beneficios para la salud.


Si tu calambre muscular se está produciendo en este momento y has podido hacer desaparecer la mayor parte del mismo, pero todavía queda un poco de dolor, molestia o tirantez, toma un analgésico. 


¿Consumes suficientes minerales esenciales?

La ciencia ha podido averiguar una de las razones más comunes por las que se producen los calambres musculares. Si no estás obteniendo suficientes minerales esenciales cada día a través de la dieta o tomando vitaminas, es probable que tengas calambres musculares en algún momento. Estos minerales esenciales son:

  • Sodio
  • Calcio
  • Magnesio
  • Potasio

Todos ellos se encuentran en los músculos. Si pierdes una cantidad excesiva de alguno de estos minerales a lo largo del día debido a la sudoración o a que no obtienes la cantidad suficiente en tu dieta, corres el riesgo de sufrir calambres musculares. Si haces mucho ejercicio, puedes obtener algunos de estos minerales esenciales de bebidas isotónicas.


Recibir un masaje de verdad

Trabajas duro. Ya sea en el trabajo, en el gimnasio o corriendo unos cuantos kilómetros más al final del día, lo que sea que hagas, lo haces bien. Pero tu cuerpo puede agotarse con el tiempo. Los músculos se resienten, se inflaman y pueden causar dolor y tensión, lo que en última instancia provoca calambres musculares.


Regálate un masaje. Consigue un masajista que esté dispuesto a profundizar en tus músculos y estirarlos, eliminando la tensión, reduciendo el dolor y haciendo que te sientas renovado al final. Recibir un masaje de vez en cuando mantendrá sanos tus músculos, tu cuerpo y tu mente.


Bebe vinagre de manzana

Uno de los mejores remedios caseros para los calambres musculares es beber vinagre de manzana. Esta bebida tiene un alto contenido de potasio y contiene varios nutrientes que ayudan a prevenir la deshidratación. Además, ¡es súper fácil de hacer! Basta con mezclar una cucharada de vinagre de manzana en un vaso de agua tibia. Luego se revuelve y bebe a diario para prevenir y tratar los calambres musculares.

Relajo y Bienestar con Masajeadores Naipo

Deja un comentario